Todo lo que debes saber sobre el reloj mecánico

Todo lo que debes saber sobre el reloj mecánico

A pesar de la llegada de las nuevas tecnologías y los avances en el mundo de los relojes, el reloj mecánico siempre ha mantenido su estatus y encanto frente a sus sucesores. Numerosas marcas como Orient y Seiko continúan lanzando modelos novedosos y elegantes, y muchos usuarios no quieren dejar atrás la fiabilidad y durabilidad de su sistema. Les invitamos a conocer mejor esta joya, cuyo origen se remonta aproximadamente al siglo XIII.

1 - ¿Qué ventajas tiene un reloj mecánico?

Ya adelantábamos que se trata de un sistema perdurable y muy preciso. Además de esto, los relojes mecánicos tienen una serie de beneficios que invitan a los usuarios a hacerse con uno de ellos sin dudar:

  • Comodidad: Al no utilizar un sistema de baterías, se garantiza su buen funcionamiento sin necesidad de cambiar la pila cada cierto tiempo.
  • Sistema ecológico: Debido al nulo consumo de baterías, no se generan desechos. Además, los componentes de estos relojes son metálicos y minerales, es decir 100% reciclables.
  • Fiabilidad: El reloj mecánico se mantiene en movimiento siempre que sea necesario, y deja de funcionar cuando dejamos de utilizarlo. De esta forma, sus engranajes no trabajan en vano y, si fuera necesario cambiarlos, podría hacerse fácilmente puesto que cada pieza es individual y reemplazable.

2 - Para los curiosos... ¿Cómo funciona un reloj mecánico?

El interior de un reloj mecánico está protagonizado por el Muelle Real, que suministra la energía, al igual que el corazón distribuye sangre por todo nuestro cuerpo.

DIAGRAMA DE LA SECCIÓN TRANSVERSAL

Además del Muelle Real, hay dos elementos imprescindibles para que esta mecánica funcione:

EL MECANISMO DE LAS PARTES PRINCIPALES DENTRO DEL MOVIMIENTO LA ESTRUCTURA BÁSICA DENTRO DEL MOVIMIENTO
  • - Los engranajes, que transmiten la energía y generan el movimiento en las manecillas.
  • - El volante regulador, que controla la precisión del resto de movimientos gracias a su oscilación hacia adelante y hacia atrás.

Tabla de componentes de un reloj


¿Qué reloj mecánico debo elegir?

A la hora de elegir qué reloj mecánico queremos, debemos tener en cuenta que hay dos tipos, el manual o de cuerda y el automático.

Reloj mecánico de cuerda:

Este tipo de reloj, el más tradicional, funciona gracias a un sistema de cuerda con el que, girando la corona, cargaremos el Muelle Real y comenzará el movimiento en todo el sistema de engranajes. Siempre se ha dicho que se genera un vínculo especial con estos modelos, puesto que hay que cargarlos con asiduidad y habitualmente en momentos de relajación o contemplación.

MOVIMIENTO EN UN RELOJ DE CUERDA A MANO

Reloj mecánico automático:

Con estos relojes la comodidad llega a su máximo exponente, puesto que no hay que renovar las baterías ni dar cuerda. Con el movimiento natural del brazo se acciona un rotor, y éste a su vez carga el Muelle Real para dar vida a todo el engranaje. Un sistema artesanal donde cada movimiento está medido al milímetro para dar una máxima eficiencia. Además, los relojes mecánicos automáticos tienen también la posibilidad de cargarse manualmente.

MOVIMIENTO EN UN RELOJ MECÁNICO DE CUERDA AUTOMÁTICA

Independientemente del modelo elegido, siempre será una buena idea optar por un reloj mecánico. Estas obras de arte e ingeniería pueden convertirse en un aliado perfecto en el día a día o en un regalo muy especial que, sabiéndolo tratar como es debido, podría iniciar una larga tradición familiar de generación en generación.



Podría interesarle: